Saltar al contenido
Vikingos

La primera expedición a América

La primera expedición a América. Por mucho tiempo se ha creído que Cristóbal Colón fue el primer europeo en llegar a América, pero ¿Realmente es cierto? Aquí te lo contamos con lujo de detalles.

Historia de los vikingos y la primera expedición a América
La primera expedición a América

Incursiones vikingas a América

La primera expedición a América los vikingos fueron un grupo de guerreros legendarios, que han inspirado todo tipo de material audiovisual y escrito. No hace falta mencionar los numerosos videojuegos, series y películas de esta temática para confirmar su fama. Pero ¿Qué fue realmente lo que hizo que este pueblo guerrero consiguiera tanto renombre, aun a nuestros días?

La primera expedición a América

Es difícil dar un por qué, cuando en realidad son muchos, demasiados; los factores que influyen en la respuesta, pero sí podemos hablar de uno en particular. Y es algo que, aunque ya se sabía, no fue sino hasta el siglo pasado que salió a la luz para la mayor parte de la población. Y aún habrá gente en la audiencia que no lo sepa.

Resulta que no fue Cristóbal Colón en el año 1492, el primer europeo en llegar a América. No, en realidad fueron los vikingos, mucho antes que Cristóbal en las tres carabelas. ¿No lo crees? Bueno, prepárate para conocer esta historia con todo el detalle.

Pero antes de continuar, hay que hacer un pequeño inciso. Todo lo que estás por leer está narrado en completo detalle en el Flateyjarbók, un libro escrito por dos sacerdotes cristianos entre los años 1387 y 1395.

La primera expedición a América de Erick el Rojo

Continuemos. Erik Thorvaldsson, mejor conocido como Erik el Rojo, debido al color de su cabello, fue un vikingo nativo de la actual Noruega. Fue un exitoso comerciante, pero más aún, un explorador nato. Nació en el año 950 en los asentamientos de Eystribyggð.

Ya en la madurez, se mudó al sur de Islandia, en donde fue consiguiendo poder hasta convertirse en algo parecido a un líder. En aquellos tiempos, rondaba la historia de una embarcación que, por accidente, había ido demasiado al oeste, divisando a lo lejos unas costas vírgenes.

Erik decidió emprender entonces un viaje de exploración hacia allí, cosa que le iría de maravilla, puesto que Islandia estaba sobrepoblada y había muy pocos recursos naturales para mantener toda la población.

Entonces, en el año 982, Erik partió con 25 naves hacia el oeste. Finalmente, llegó a esta nueva tierra, a la que llamó Gronland, “Tierra Verde”. Posteriormente, regresó a Islandia para llevar aún más colonos Gronland, hoy Groenlandia.

Bjarni Herjolfsson

Pero ahora tenemos que hablar de Bjarni Herjolfsson, el hijo de uno de los hombres de Erik el Rojo. Bjarni estaba en noruega y no se enteró de que su padre había zarpado junto a Erik a Groenlandia. En el año 985, llegó a Islandia, en donde le dijeron que, si iba al norte y al oeste, llegaría finalmente al encuentro con su padre.

Pero las vagas indicaciones hicieron que se perdiera y siguiera de largo. Sorprendentemente, no naufragó, sino que logró divisar a lo lejos, unas costas realmente verdes y boscosas, pero sin signos de asentamientos vikingos.

Como su finalidad no era la exploración, sino encontrarse con su padre, Bjiarni Herjolfsson dio la vuelta a su nave, para terminar, desembarcando en Groenlandia. Cuando se supo de su extraño viaje, se le criticó mucho no haber desembarcado en esas nuevas costas, pero el rumor quedó haciendo mella en la ansiedad de los vikingos por conquistar nuevas tierras.

Muerte de Erik el Rojo

Ahora bien, Erik el Rojo moriría en el año 1003 a causa de una enfermedad traída por los colonos islandeses, pero dejó cuatro hijos. Entre ellos, Leif Eriksson, cuyo liderazgo sería crucial para lo que estaba por venir.

En la primera década del siglo XI, Leif Eriksson tomó unas cuantas naves y zarpó desde Groenlandia hacia el oeste, en busca de la misteriosa tierra que Bjiarni Herjolfsson había divisado años atrás.

Así fue como navegó cerca de las costas de lo que actualmente es Canadá. Específicamente, pasó primero frente a la Isla de Baffin, que llamó Helluland (Tierra de las Piedras Planas), luego fue al sur y llegó a Labrador, que bautizó como Markland (Tierra de Bosques).

Finalmente, desembarcó en la actual Terranova, llamada en su momento, Vinland, la tierra de las viñas. Aunque en realidad lo que había eran plantas de distintas bayas.

El viaje continua, La primera expedición a América

Como decíamos, Leif terminó desembarcando en Vinland, pero estuvo allí por muy poco tiempo. Prefirió regresar a Groenlandia para narrar la nueva de su descubrimiento. De hecho, Leif nunca regresó a estas tierras. En cambio, Thorfinn Karlsefni, junto con los hermanos de Leif, sí que regresaron con la intención de fundar colonias en el año 1010.

Thorfinn estaba casado con Freydís Eiríksdóttir, hija de Erik el Rojo. Y tenía a su mando tres embarcaciones y 160 colonos. Llegaron a Vinland, en donde fundaron un pequeño asentamiento llamado Leifbundir, pero los problemas comenzaron casi en seguida.

El clima hacía difícil el cultivo, y la caza era casi imposible debido a un factor muy importante: Pese a lo que los vikingos pensaron al principio, las nievas tierras no estaban deshabitadas, en cambio, había varias tribus de indígenas americanos, que ellos llamaron Skræling (los bárbaros).

Skræling (los bárbaros)

Los Skræling resultaron un pueblo hostil, aunque probablemente los vikingos no hayan desembarcado con las hachas enfundadas. Sea como sea, salir del asentamiento para cazar o explorar era demasiado peligroso, puesto que los nativos asechaban detrás de cada árbol.

Además, los números de los vikingos eran tan bajos que no podían exponerse a una guerra abierta. Sin embargo, hubo otro problema aún más embarazoso. Con toda la perspectiva de fundar nuevas colonias, a Thorfinn Karlsefni se le pasó algo: Prácticamente no se embarcó ninguna mujer, además de su esposa.

Más allá de todas las implicaciones sexistas que pueda tener, para poblar un territorio efectivamente y satisfacer ciertas necesidades naturales, hace falta un número balanceado de hombres y mujeres.

Sea como sea, la ausencia de mujeres en Leifbundir trajo consigo revueltas y todo tipo de conflictos. Eso, sumado a la constante guerra con los Skræling y la falta de alimento, hizo finalmente que los vikingos se retiraran a Groenlandia, de donde venían, abandonando su asentamiento en América.

Una historia que se creía falsa

Esta historia se creía falsa o, al menos, se pensaba que los que la escribieron se habían equivocado respecto a la ubicación de las tierras nuevas.

La historia de los vikingos y la primera expedición a América tenia incocognitos.Pero la duda desapareció cuando arqueólogos encontraron evidencia de arquitectura vikinga cercade L’Anse aux Meadows, en la supuesta Vinland.

Además, se hallaron muestras de metales tratados con el mismo método que usaban los vikingos. En resumidas cuentas, los vikingos sí llegaron a América, casi 500 años antes de que lo hiciera Cristóbal Colón, y de haber tenido los recursos, pudieron haber fortificado sus asentamientos y crear auténticas colonias perdurables.

La historia de los vikingos y la primera expedición a América fue una realidad.

Lee sobre la creacion del mundo segun los vikingos

brave
brave navegador

Todo sobre Brave y cómo ganar dinero con este navegador